Tener una alimentación saludable es muy diferente del que seguir dietas milagrosas que prometen pérdidas de peso o tener como base alimentaria de frutas y verduras. Para mantener la buena forma es necesario tener una rutina que promueva la salud, dedicándose desde la elección de los alimentos hasta el comportamiento que tenemos durante las comidas.

En las ultimas ediciones de investigaciones sobre los hábitos alimentarios del Ministerio de Salud, reveló que más de la mitad de la población brasileña está por encima del peso y no tiene la práctica de una alimentación equilibrada.

El dato se mostró bastante preocupante, ya que la alimentación saludable es la base para la prevención de enfermedades de cualquier tipo (especialmente las del corazón) y factor importante para el establecimiento de una buena relación con el propio cuerpo. Aquí podrás saber cuáles son los 5 pasos para tener una alimentación saludable.

Navegue Por El Contenido

Los 5 Pasos Para Una Alimentación Saludable

1. Haga al menos cuatro comidas al día

Al dejar el hambre acumular o saltarse las comidas es común comer más de lo necesario o de aceptar cualquier tipo de alimento que sacia rápidamente, sin prestar atención a la calidad/sabor/origen del alimento

El peligro de este mal hábito es el de que los alimentos industrializados, que a menudo contiene altas dosis de colorantes y conservantes que, en vez de dar energía del organismo, roban. Pues el organismo tiene mayor dificultad para procesarlas.

De cuatro a cinco comidas al día es esencial para suplir el organismo, sin embargo, deben ser equilibradas y estar de acuerdo con las necesidades calóricas de cada uno.

Tres de las comidas deben ser más substanciosas, ya que las otras deben ser consumidos en pequeñas cantidades a lo largo del día, dando la preferencia a frutas variadas y alimentos con fibra.

Las frutas fortalecen el sistema inmunológico y dejan en día las vitaminas necesarias para el impedimento de las enfermedades y las fibras regulan el intestino.

2. Evite los alimentos grasos

Carnes rojas, comidas rápidas, frituras, snacks salados y dulces tiene grasa rica en colesterol LDL que si se ingiere en gran cantidad se acumula grasa en el organismo y puede causar la obstrucción de las venas causando arteriosclerosis.

3. Disfrute de su comida

Evite comer cuando está ansioso o realizando otras tareas(frente al ordenador o la Televisión, por ejemplo) y reserve una parte de su tiempo para dedicarse a la comida.

Al comer con todos los sentidos (apreciar el olor, sabor, textura y presentación de los alimentos) contribuimos para que el organismo esté más relajado, la masticación se hace más lenta y el organismo digiere mejor los nutrientes.

Para seguir este consejo al pie de la letra el consejo es adoptar una rutina más desacelerada, que permita una mayor dedicación a la alimentación y no fuerce la necesidad por alimentos listos como los de los Fast Food.

Hay restaurantes en España que han adoptado la ideología contraria a estos hábitos, el Slow Food, una referencia gastronómica que surgió en Bra, Italia y predica una alimentación más lenta, respetando la elección de los alimentos, su forma de producción no industrial y el medio ambiente.

4. Beba agua

Beber agua estimula el sistema digestivo, es importante para el control de la circulación de la sangre, la formación de la orina, transporte de nutrientes y la eficacia de todos los procesos químicos del organismo.

Además, el cuerpo humano pierde agua con facilidad y necesita reponer las cantidades perdidas.

Para saber la cantidad de agua por día que debe consumir para mantener tu cuerpo sano tenga en cuenta la siguiente:

Joven hasta los 17 anos40 ml por cada kg18 a 55 anos35 ml por cada kg55 a 65 anos30 ml por cada kgMais de 66 anos25 ml por cada kg

Haz la prueba y trata de seguir estos 5 pasos por una semana. Si el seguimiento, evalúe en cuenta las diferencias! Aunque la adaptación puede ser difícil y el cambio de costumbres lleve más tiempo que el deseado, vivir la vida con más ligereza y la calidad vale la pena el esfuerzo.

5. Consuma frutas y verduras

Frutas y verduras son alimentos de gran alcance en la prevención de enfermedades crónicas debido a su cantidad de fibra dietética y vitaminas. De acuerdo con los nutricionistas lo más recomendado es que sea consumido al menos 400 gramos por día para aquellos que tienen una dieta de 2000 kcal diarias.

Frutas con gran cantidad de agua como la sandía y el melón, por ejemplo, son excelentes para aliviar la sensación de hambre entre las comidas y, además de todo, tiene alto contenido energético.

Seguir estos simples pasos sólo para tener una salud ejemplar y una vida con más calidad.

Importancia de comer bien

Ver en la infografía a continuación el por qué es tan importante alimentarse bien! Comience a incluir alimentos saludables en su rutina diaria para tener una mejor salud y combatir diversas enfermedades:

Categorías: Uncategorized

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *