La abdominoplastia es una de las cirugías plásticas más realizadas entre las brasileñas, especialmente por aquellas que emagreceram o que han pasado por un embarazo en el que hubo un gran aumento de peso.

Tiene interés en la abdominoplastia, pero no está seguro de cómo funciona o si es una complicación en el embarazo? Entonces, hemos preparado una guía completa sobre el tema, para que usted pueda resolver estas dudas. Echa un vistazo!

Navegue Por El Contenido

Lo que es la abdominoplastia

La abdominoplastia es una cirugía plástica realizada en el abdomen/barriga, con la finalidad de reducir el volumen de esta región, eliminar o suavizar la piel, garantizando un perfil más recto, tonificado y plano.

Para quien la abdominoplastia está indicada

  1. Personas que han pasado por reducciones bruscas y significativas de peso, quedando con la silueta en desarmonía;
  2. Las mujeres que han pasado por un embarazo con alta ganancia de peso, siendo ideal para eliminar la flacidez después del parto;
  3. Las personas con signos de flacidez en el abdomen, por cuenta del envejecimiento.

Tipos de abdominoplastia

La versión clásica de la cirugía es la más conocida, sin embargo existen otros tipos de abdominoplastia. Conozca, a continuación, cuáles son ellas y sus principales particularidades:

  1. Abdominoplastia clásica: es la tradicional, que se centra en la eliminación de exceso de piel, grasa y corrección de la flacidez;
  2. Abdominoplastia extensa: actúa en el abdomen y en la región lumbar, la cadera y los laterales. Tiende a ser el tipo más realizado por las mujeres después de la gestación;
  3. Lipoabdominoplasty: une la abdominoplastia y la liposucción, remodelando la cintura;
  4. Miniabdominoplastia: posee menor extensión que la abdominoplastia clásica, siendo la mejor opción para aquellos que no tienen mucha piel flácida en el vientre.

Cómo funciona la abdominoplastia – paso a paso de la cirugía

La cirugía se centra en la eliminación del exceso de grasa y piel, además de mejorar el posicionamiento de los músculos de la región del abdomen. De modo general, se hace de la siguiente forma:

  1. Anestesia: puede ser general (si la abdominoplastia se asocia a otras cirugías plásticas) o epidural/raqui con sedación intravenosa (el paciente dormido durante la operación);
  2. La preparación y la incisión de la piel: consiste en la realización de asepsia, el marcado de la barriga y la realización de las incisiones;
  3. Distensión de la piel: permite que el cirujano plástico cose los músculos estirados, para garantizar un mejor resultado;
  4. Retiro de la piel y la grasa: etapa en la cual los excesos que causan problemas en la silueta se quitan;
  5. Sumisión de la abdominoplastia: hace el reposicionamiento de la piel, la inserción de drenajes, la realización de suturas y la aplicación de apósitos.

¿Cuáles son los riesgos de la abdominoplastia

La abdominoplastia, así como cualquier otra cirugía, no está libre de riesgos. Pero tener este tipo de ocurrencia depende mucho del organismo del paciente y de su recuperación. Entre las principales complicaciones son:

  1. Seroma: se trata de una acumulación de líquido alrededor de la zona lesionada. Para evitar tales problemas, lo correcto es usar cinta post-operatoria y drenes;
  2. Apertura de la cicatriz: es posible que los puntos se abran, especialmente si la paciente no seguir las indicaciones médicas. Por eso, el descanso total es recomendado por, al menos, 15 días;
  3. Infección: se produce cuando no hay la asepsia de locales suturados, incluso cuando el paciente es fumador o sedentaria;
  4. Hematoma: indica la acumulación de sangre en la región. Si hematomas surjan, el cirujano debe realizar un seguimiento de dichos casos, para evitar complicaciones;
  5. Trombosis: la inmovilización necesaria en la cirugía hace que la sangre se espese y los coágulos se forman, generando la trombosis.

Beneficios de la abdominoplastia

  1. Adquisición de abdomen tonificado, sin la realización de dietas y ejercicios físicos;
  2. Eliminación de la piel flácida, exceso de grasa y estrías en la zona del abdomen;
  3. La Conquista de un vientre recta, con acabado natural;
  4. Reducción de la incontinencia urinaria;
  5. Mejora de la autoestima y la confianza.

Abdominoplastia y gestación

Una de las principales dudas de las mujeres que quieren invertir en la abdominoplastia es como funciona en el caso de un embarazo después de la cirugía plástica, si hay algún perjuicio a la gestación.

Curiosamente, no hay problema alguno. La abdominoplastia no se modifica el sistema reproductor femenino, sólo se mueve en la musculatura abdominal. Por lo tanto, no hay dificultad en quedarse embarazada o en el crecimiento de la barriga.

Lo que ocurre es que algunas modificaciones. Por ejemplo, la panza crece menos durante la gestación, sin embargo no es perjudicial para el desarrollo del bebé. Además, hay un mayor riesgo de aparición de estrías y la posibilidad de sentirse más fácilmente el movimiento del bebé en el vientre.

Tras el parto, si no había una gran acumulación de peso, es común el vientre volver a un estado similar al anterior, pero menos chapada, con poco volumen abdominal.

Categorías: Uncategorized

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *