Si usted es sedentario, nunca han practicado actividad física regular o está hace mucho tiempo sin practicar y quiere iniciar un programa de actividades como ejercicios de entrenamiento con pesas, correr, clases aeróbicas, baile, natación, lucha o cualquier actividad que sea -, atento a un consejo muy importante: busque un médico y solicite una evaluación clínica pre-participación (ACPP). Ella es de extrema importancia para que usted inicie correctamente cualquier programa de actividad física.

Una evaluación médica previa garantizará una mejor calidad en su salud, además de que te orientar sobre su objetivo, ya sea la pérdida de peso, aumento de masa muscular, disminución del porcentaje de grasa, mejora la resistencia cardiaca o incluso el mantenimiento de la salud. Esta evaluación dará un buen soporte para que su educador físico prescriba un entrenamiento con más calidad, teniendo como objetivo su principal objetivo y sus condiciones físicas actuales.

Antes de iniciar cualquier actividad física, es necesario saber cómo está su estado general de salud, independientemente de su edad, si ya has practicado alguna actividad regular o no, o si tiene algún problema de salud conocido. Esta evaluación tiene por objetivo principal prevenir cualquier posibilidad o riesgo de lesión – sea del aparato locomotor o incluso cardíaco y respiratorio.

Esta será una buena oportunidad para visitar a su médico de confianza y aprovechar para hacer un chequeo general, dando como anda su salud y sus exámenes, sacando de dudas e iniciando su actividad tranquilamente, sabiendo que aliará salud, el rendimiento y la seguridad. Las consecuencias de no cumplir con esta etapa pueden ser graves para el cuerpo del individuo.

Es importante realizar una evaluación médica como esta en todas las edades y en cualquier momento de su vida – no sólo antes de iniciar un programa de actividad física regular, ya que es por medio de ella – y con preguntas sobre su día a día, su alimentación, su historial familiar de enfermedades y su nivel de acondicionamiento físico – que los médicos fácilmente detectan enfermedades como la hipertensión arterial.

Sabiendo el resultado de estos exámenes, el médico también será capaz de hacer recomendaciones a los profesionales de la educación física que te acompañará – que será de extrema importancia para evitar algunos de los procedimientos que pueden no ser adecuados a su perfil y así, evitar lesiones o molestias. Además, será con base en los resultados de estos exámenes que el educador físico establecerá la frecuencia de los ejercicios, la intensidad de ellos y la periodicidad.

Es importante saber, además, que los niños y los adolescentes también deben hacer una evaluación médica antes de iniciar la práctica deportiva, sobre todo si tienen historial de enfermedades cardiovasculares en la familia.

El rendimiento de un conjunto de profesionales – médico, educador físico y nutricionista – se asegurará de que sus actividades sean de mejor calidad y que los resultados aparezcan aún más rápidamente. Cuando optamos por hacer una actividad sin la orientación y el conocimiento de uno de estos profesionales citados arriba, tenemos la conciencia de que el riesgo de lesiones o molestias cardiorrespiratórios es mucho mayor. Saber cómo empezar, qué ejercicios realizar, el tiempo de entrenamiento y la intensidad de él, te traerá un mayor rendimiento y una mejor calidad de vida.

Entonces, tome esa decisión, porque el ejercicio físico sólo hará bien a tu cuerpo, a tu corazón y a su alma. Consulte a su médico, realice su evaluación médica y establezca que la actividad física te gusta más para dejar el sedentarismo y vivir una vida con salud. Recuerde que sumado a todo esto, también es necesario adecuar su alimentación. Un nutricionista te dará consejos para dejar la vida saludable y con más calidad.

Categorías: Uncategorized

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *