La presión alta es una enfermedad de difícil diagnóstico. Cuando los síntomas llegan a aparecer la vulnerabilidad cardiaca ya es muy preocupante. El problema es común entre los brasileños, mientras que el 20% de la población y la mitad de las personas mayores de 65 años sufren de hipertensión arterial, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Se Considera presión alta cuando está por encima del 14 por 9 (140X 90mmHg). La enfermedad no tiene una cura específica,pero puede ser tratada con medicamentos y hábitos de vida saludable. Sus principales causas, además de la genética, la alimentación inadecuada.

Navegue Por El Contenido

Cómo diagnosticar la presión alta

La presión alta no es diagnosticada por medio de los síntomas, ya que pueden ser inexistentes. Cuando aparecen es en etapas muy graves o picos de aceleración de los latidos del corazón. Por eso, la medición es la mejor manera de confirmar la existencia de la hipertensión arterial.

Cómo medir la presión arterial – Paso paso

Para medir su presión arterial, necesitará el equipo adecuado (esfigmomanómetro) para ello, pueden ser encontrados en las farmacias, puestos de salud, consultorios y hasta en su propia casa.

La presión se mide de dos fórmulas, la sistólica (ejercida en las arterias durante el latido cardiaco) y la diastólica presión, medida según los intervalos entre latidos. En la medida en milímetros de mercurio (mmHg). El valor de la presión sistólica aparece antes, mientras que la diastólica después en el siguiente formado: 120/80 mmHg.

Cada dispositivo viene con una instrucción diferente. La más común es rizar el aparato de medición en el brazo izquierdo y permanecer detenido durante tres minutos, hasta que los valores aparezcan en la pantalla.

Valores de referencia

En el caso de los adultos, los valores de presión de referencia en la medición son:

  • Valor de presión normal – Entre á 100/60 a 140/90
  • Valor de presión alta – Igual o mayor de 160/100 a 180/110
  • Valor de la presión baja – Igual o inferior a á 100/60
  • Hipertensión grave – Presión sistólica superior a 180 o diastólica superior a 110

Síntomas de presión alta – Como cuidar?

Es común que las personas tengan picos de presión alta. En estos casos los síntomas son muy específicos y necesitan ser medicados con rapidez para evitar el riesgo de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Los síntomas más evidentes son:

  • Dolor en la nuca
  • Visión borrosa
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración
  • Náuseas
  • Cuerpo caliente
  • Mareos
  • Confusión
  • Sangrado nasal
  • Arritmia cardiaca
  • Dolores de cabeza
  • Zumbido en el oído
  • Cansancio

Para evitar las consecuencias más graves de los ataques de la presión arterial, siempre es bueno una medicación instantánea con los remedios adecuados o técnicas naturales como dejar las piernas levantadas para el alto y el descanso.

Una alimentación adecuada es el tratamiento más indicado para la reducción de la presión arterial y también del riesgo cardíaco.

Prevención para la garantía de la salud del corazón

La prevención más adecuada para la presión arterial generalmente se hace acompañada por medicamentos específicos que requieren de prescripción médica, en la mayor parte de las veces. Las técnicas son básicamente de evitar los hábitos que causan la hipertensión arterial:

  • Ingerir alimentos con fibra
  • Evitar los valores de colesterol alto
  • No consumir alimentos grasos en exceso
  • Reducir la cantidad de sal en la comida
  • Consumir más omega 3
  • No fumar cigarrillos
  • Hacer ejercicios

Con estas técnicas no sólo evitará el riesgo cardíaco, pero también tendrá más calidad de vida y el fortalecimiento de su salud.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *